Moda | Winter is coming

Cazadora de tío-malo-con-corazón de Asos

Winter is coming y lo sabes. Por fín, una época en la que todo es bueno (si nos olvidamos de las ciclogénesis explosivas, de la lluvia y de las tuberías de agua caliente congeladas). Vuelven los días de frío en una terraza con abrigo y gafas de sol, los nórdicos, las sandalias con calcetines, los guantes y las sopitas calientes revitalizantes. Todo listo para sustituir un "Hola-qué-tal" en un "qué-frio-hace".

Toda persona después de evolucionar desde una adolescencia llena de anoraks de plumón con pelo en la capucha (esos que pensábamos que eran súper trendys), llega a una edad en la que tiene cabeza y empieza a coleccionar abrigos. Este año se conoce que lo petarán los abrigos de pelo que nos harán parecer gorilas por la calle y no puedo estar más contenta por ello. Pero ATENTOS, por mucho que los modernos luzcan pieles en invierno, chicos, los abrigos de visón NO son para vosotros. 

Parece que hay hombres que se encuentran un poco pez en el asusto de abrigarse en invierno y no salen de las malditas parkas verdes (¡pasad página ya hombre!) y no hablemos ya de los "plumíferos" discretos azul marino. Ya basta. 

Trench camel de Zara para que te miren dos veces por la calle

Está claro que un hombre con abrigo vale más que todos tus amigos guapos juntos. Sabemos que eres un tío profesional y que eres súper capaz de hacer todo lo que te propongas pero, si vas a una cita (sea con tu futuro jefe o con una chica a la que le has echado el ojo) y apareces por la puerta con un abrigo con el largo perfecto, en color camel como el del colega de la foto, ya puedes llevar unos pantalones viejos o lo primero que hayas encontrado en la silla al levantarte, que triunfarás. El trabajo es tuyo y la chica también (aunque la perderás si vuelves a la maldita parka verde)

No podemos olvidarnos de las chaquetas de aviador y de los perfectos de cuero; se acabó la época de tener un abrigo con el que pasar todo el invierno. Deja de poner excusas de que los abrigos son caros y que no tienes sitio en casa y prepárate para el invierno. 

 

 

 

Murph