Moda | PAEZ: colección Primavera – Verano 2015

Fotografías de Marcos Iñigo

Me apuesto contigo un meñique de la mano –que oye, servirán para poco pero solo tengo dos- a que tú, que has pinchado este link, desearías estar ahora mismo en pantalón corto enseñando jamona, preparando unos sándwiches de mortadela para ir a la piscina a ser picado por alguna avispa, y con las ventanas abiertas de par en par respirando ese olor de la primavera que te lleva las flowers hasta lo más profundo de tu alma (recuerda ese olor a primavera, que mola, y sigue leyendo… que también mola). Y es que nos gusta el buen tiempo más que Lisa Simpson a Milhouse. Pobre. : (

Bueno pues traigo una buena noticia para todo aquel al que el Monstruo de la Sábana hoy le ha dejado los pies al aire mientras dormía; para aquel que piensa que la atmósfera idónea de conservación de los pingüinos es el salón de su casa; para el que se aguanta la meada hasta la muerte con tal de no salir al baño y sentir cómo su chorro rompe el frío mientras busca de forma gravitatoria la más profunda de las cañerías.

Resulta que la marca argentina Paez ya tiene listos los 100 nuevos modelos de Paez (porque no son ni zapatillas ni alpargatas, son Paez) para la próxima colección Primavera/Verano de 2015. Y esto a mí me trae el calorcito a la sangre.

Fundada en 2007 y con fábrica en la bucólica Buenos Aires, las Paez (descubre aquí sus tiendas físicas en España) suponen un giro de tuerca a algo tan simple como un recubrimiento del pie, y nos visten desde debajo de una forma simple, cómoda e innovadora.

Summer Dream” se llama su nueva colección, y es que precisamente ese concepto ha sido lo que les ha servido de inspiración para crear zapatillas basándose en todas las experiencias maravillosas que pasan en verano y solo en verano.

            “Hair gets lighter. Skin gets darker. Water gets warmer. Drinks get colder. Music gets louder. Nights get longer. Life gets Better. This is what summer is about.”

He de reconocer que yo no soy un apasionado del riesgo respecto a mis formas de vestir (me sigue comprando los calzoncillos mi madre), pero las Paez tienen algo que me han enamorado: yo no sé si será por su forma de jugar con texturas, estampados y materiales –tienen algún modelo incluso en corcho-, por lo cómodo que es pisar sobre su suela recubierta de cuero argentino, porque su fabricación en algodón no te hace la puta rozadura horrible y sangrante que te hacen el resto de alpargatas de este estilo –lo juro, tardan alrededor de 6 horas en amoldarse a tu pie y se acabó el problema para siempre-, porque tienen modelos unisex que puedes compartir con tu pareja –joder, I’m so romantic-, porque duran una barbaridad, o porque los precios oscilan entre 39 y 46 europeos (€).

Bueno, sin olvidar comentar ni su cuqui-línea para niños y bebés, ni lo que flipas viendo sus modelos “invisibles” con gafas 3D, ni el plus de originalidad que le aportan a tu imagen personal… De verdad, molan. Y son más veraniegas que el Grand Prix (el programa del abuelo y del niño).

Te dejo un guión de la conversación que más vas a repetir durante la primavera-verano de 2015:

          - Tío, ¿flipo con tus zapatillas o qué? ¿De dónde son?

          - Son Paez. Repite conmigo: Pa-ez.

Carambirubí, carambirubá, yo no sé qué tienen que cada día me gustan más.

Marcos Iñigo