Diseño | Nautilus de Hermès

Lejos de las tonterías de enviar postales a nuestros seres queridos, escribir cartas es algo que me gusta enormemente. 

La emoción de encontrar algo en el buzón es la mejor que se puede haber al volver a casa después de llevar todo el día delante del ordenador. Escribo cartas a mi amigos y familiares aunque cada 10 minutos tenga 45 whatsapp preguntándome si hace frío y si he comido bien.

Tengo una pluma muy especial que uso en ocasiones importantes: flipármelo en charlas y masterclass, firmar papeles importantes y escribir cartas. 

Hermés ha pensado lo mismo. ¿Por qué no revalorizar la escritura? Durante cinco años Pierre Alexis Dumas, Marc Newson y Pilot; han estado pensando en cómo hacer realidad casi un sueño arquitectónico. Un bolígrafo o una pluma (dependiendo del gusto del consumidor) que funciona con magia. Dentro del Nautilus hay un mecanismo interno hace que con un leve giro aparezca nuestra querida pluma y con otro leve giro hace que desaparezca

En tres colores, para llevar siempre encima y disfrutar de escribir y dejar descansar a las pantallas táctiles. Una pieza de ingienería digna de Julio Verne.

 

 

MurphComment