MODA | LONELY LINGERIE

Nos encanta la ropa interior, no podemos negarlo. A nadie le gusta llevar ropa interior fea aunque tengamos más de una pieza que nos da vergüenza ponernos. Comprar ropa interior siempre sienta bien, se puede comprar cuando tienes un día horrible en el trabajo o cuando te han dado una buena noticia. La ropa interior es terapéutica y sienta bien tengas la talla que tengas. Cuando tengas un mal día, no pasa nada, llevas una ropa interior increíble y la desgraciada de tu compañera de oficina seguro que lleva bragas de lycra la muy z%!!#a.

Llevar sujetador negro con camisa blanca, y que se vea. Tiros bien altos que lleguen hasta la cintura como las abuelas, pues claro que si. Hay que hacer colección de prendas especiales para "días de guardar" de estas que te sientas orgullosa tendiéndolas y después yendo a la casa de la vecina de abajo a pedirlas cuando se te caigan al recogerlas. 

Buscando todo esto topé con Lonely Hearts, una marca compuesta por un montón de chicas y un chico que llevan la lencería a otro nivel más allá de desfiles de Victoria Secret. Le dan la vuelta al encaje y a las formas con un montón de tirantes que se adaptan perfectamente a las curvas. Además se han dejado de tonterías de colores flúor y te la mandan a casa en una caja blanca como si de oro en paño se tratase. Amén.

Todo un (auto)regalazo.

 

Por Lucía Medín.

Murph