DISEÑO | TOT'EM

En Tot’em desde el principio se plantearon crear un objeto que para cada persona tuviera un significado especial y propio, algo con lo que identificarse.

Debía ser algo inspirador, un objeto exclusivo y único para cada persona, para que en los momentos importantes, la gente que no puede estar contigo te pueda inspirar y animar estando un poco más cerca. Al final este equipo de fenómenos  encontraron la forma de dar la oportunidad de llevar los recuerdos de una manera diferente por medio de los sonidos, porque ¿qué es un momento sin el sonido que le acompaña?

"El sonido de un "te quiero" depende del estado de ánimo, de la intensidad con la que se pronuncia, de la persona… El sonido de las olas depende del viento, de lo cerca que te encuentres del mar en ese instante, de la luna..." Así cada Tot’em será diferente del resto, nunca habrá dos iguales. 

Su idea es condensar el sonido de estos momentos irrepetibles en objetos físicos de madera, a través de las ondas sonoras, para que más tarde un artesano las esculpa en una pieza de madera de cerezo.

Lo que estos chicos quieren es que la gente les mande las grabaciones de su verano en la playa, o de la risa de su hermana pequeña, una frase que simbolice la amistad de dos amigos... cualquier cosa cabe en un tot’em.

Es una forma muy original de hacer un regalo emotivo ya que el tot'em refleja a la perfección el cariño que sentimos hacia la persona a la que se lo regalamos, por medio de algo tan íntimo como es el sonido de un momento especial.